lunes, febrero 21, 2011

LA CIUDAD Y LOS PERROS

Descargar resumen
LA CIUDAD Y LOS PERROS.doc

Autor: Mario Vargas Llosa, narrador, ensayista, dramaturgo y periodista; n. 1936.
Otras obras: La casa, verde, Conversación en la catedral, Pantaleón y las visitadoras, La tía Julia y el escribidor, La guerra del fin del mundo, Historia de Mayta, ¿Quién mató a Palomino Molero?, El hablador, Elogio de la madrastra, etc. (novelas); Los jefes, Los cachorros, Kathie y el hipopótamo (relatos); La huida del Inca, La Chunga, (teatro) y numerosos ensayos.
Género y corriente: Novela realista moderna.
Estructura: Está dividida en dos partes, de ocho capítulos numerados cada una, y un epilogo.
Sinopsis: Alberto, a quien sus compañeros apodan el Poeta porque escribe cartas de amor y novelas pornográficas para venderlas a los otros internos, ha sido inscrito en el colegio porque su padre confía en que ahí se hará "hombre", y el Jaguar, de familia muy humilde, está en la escuela militar para lograr un futuro distinto del de sus hermanos, ladrones de profesión.
Los códigos morales diferentes de ambos personajes se enfrentan abiertamente después de la muerte de Ricardo Araña, el Esclavo, otro de los estudiantes, quien se había identificado mucho con Alberto.
Todo comienza la noche cuando Porfirio Cava, uno de los miembros de la temible pandilla del Jaguar llamada el Círculo, especie de sociedad secreta que siembra el terror y la violencia en el colegio, a instancias de sus camaradas roba las respuestas del próximo examen de química.
A causa de un vidrio roto se descubre el delito y las autoridades consignan a toda la sección. Esa noche estaba de guardia Ricardo
Araña, apodado el Esclavo por sumiso y pasivo, quien soporta toda clase de vejámenes y humillaciones, por lo que es castigado a permanecer en el colegio todos los fines de semana mientras no aparezca el autor del robo.
Durante su reclusión, el Poeta se encarga de llevar las cartas de amor que él mismo ha escrito a Teresa, novia del Esclavo, de quien acaba enamorándose el propio Alberto. Cuando esto ocurre, Teresa deja de escribir al Esclavo y éste, atormentado por ese silencio, no puede soportar el encierro y al cabo de un mes delata al ladrón y Porfirio Cava es expulsado del colegio.
Tiempo después, durante unas maniobras, el Esclavo recibe un balazo en la nuca. La versión oficial es que su muerte se debió a que accidentalmente se disparó un fusil. Alberto sabe que no fue un accidente, sino la venganza del Jaguar por la delación del robo de Cava.
El oficial más honesto del colegio, el teniente Gamboa, escucha las quejas del Poeta y se enfrenta a la dirección del ejército para esclarecer el asunto. Sin embargo, la actitud de protesta de Alberto, único testigo del crimen, será nulificada por el director del plantel con la amenaza de que, si insiste en decir la verdad sobre la muerte de Araña, será expulsado por dedicarse a escribir novelas pornográficas. El miedo a la reacción de su familia y a no realizar los planes de irse a estudiara los Estados Unidos para convertirse en el "hombre de bien" que su padre quiere, lo hacen desistir.
En el epilogo de la obra, cronológicamente posterior al regreso de los cadetes del colegio, vemos a los protagonistas readaptándose a la monótona vida cotidiana. El teniente Gamboa se traslada a la guarnición de Juliaca, pueblo lejano y perdido entre la sierra, luego de su fracaso en el intento de transformar la actitud de los militares. Alberto vuelve a su barrio y a sus viejos amigos, y pretende olvidar a Teresa. Ella se casa con el Jaguar, al que conocía desde niña, y quien, despojado ya de su antiguo poder, trabaja como empleado bancario. Alberto, sin embargo, nunca recuperará la tranquilidad que perdió al aceptar el chantaje del director y renunciar a sus ideas sobre la justicia.
El pesimismo que llena la historia hace más conmovedora aún la situación de los jóvenes personajes, atrapados en un mundo donde reinan la maldad y la fuerza.
La dispersión del relato, contado con una técnica narrativa fragmentaria, es una acertada metáfora de la imposibilidad de lógica en un ambiente dominado por la violencia.
En esta primera novela de Vargas Llosa, publicada en 1963, se vislumbran los principales temas y modos de narrar que caracterizarán toda su obra, favoreciendo la presentación del mundo cerrado y opresivo de los colegios militares que domina esta narración, y por ello las relaciones establecidas por los cadetes con sus familias, amigos, superiores y entre sí, se caracterizan por el odio y la impotencia ante un orden social injusto por principio.
Este libro tiene estructura y estilo innovadores, con monólogos interiores y un modo especial de tratar el tiempo, en ello radica su importancia dentro de la actual narrativa latinoamericana.